13 may 2010

Ensombrece el narco las próximas elecciones en 15 estados


José Luis Uribe
Diversos sectores de la sociedad, y especialistas en seguridad nacional advierten que la influencia del crimen organizado, en algunos de los 15 estados donde se renovarán poderes locales, agrega factores de tensión y riesgo a los comicios. Estiman que la presencia del narcotráfico y la violencia serán factores en las elecciones que se realizarán este 2010, toda vez que la reconfiguración del mapa político coincide con su disputa por el control de territorios.
Los especialistas consideran que la contienda política venidera pudiera tener, como ingrediente adicional; creciente violencia en numerosas localidades incluido el financiamiento ilícito, amenazas a candidatos, uso del tema para campañas de desprestigio y el miedo que puede inhibir la participación de la sociedad, tanto en campañas como en la jornada electoral.
El 4 de julio, eligen gubernatura, Congreso local y presidencias municipales los estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas: Hidalgo renueva gubernatura y Congreso local, en tanto que, Baja California y Chiapas eligen Congresos y ayuntamientos. Además, el 16 de mayo en Yucatán tiene elección de diputados locales y alcaldes.
En total se disputan mil 633 cargos de elección popular, más los 418 alcaldes en Oaxaca mediante derecho consuetudinario.
Como se señaló anteriormente, estas disputas políticas tienen un ingrediente adicional: el ambiente de violencia que se vive en numerosas localidades del país, derivado de la acción del narcotráfico y los empeños gubernamentales por combatirlo.
La prensa nacional (Reforma) señala que entre 2007 y 2009 se registraron 8 mil 769 ejecuciones en dichos estados (62.3 por ciento de las ocurridas en todo el país), y en lo que va del 2010, hasta principios de abril, ha contabilizado mil 684 ejecuciones en esos mismos territorios.
Señala, que cuatro de los estados más violentos del país irán a elecciones: Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas y Durango, y de enero a abril suman ya mil 512 ejecuciones, más de la mitad de las registradas en todo el territorio nacional en el primer trimestre del año (2 mil 536).
Basta recordar que entre 2007 y 2009 se registraron 8 mil 769 ejecuciones en dichos estados (62.3 por ciento de las ocurridas en todo el país), y en lo que va del 2010, la prensa nacional ha contabilizado mil 684 ejecuciones en esos mismos territorios. Lo cual se incrementa si consideramos que cuatro de los estados de la República con mayor índice de violencia – asesinatos de México irán a elecciones: Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas y Durango, que en lo que va del año suman ya mil 512 ejecuciones; más de la mitad de las registradas en todo el territorio nacional en el primer trimestre del año (2 mil 536).
Chihuahua: es considerado el estado más violento, con más de 4 mil 400 ejecuciones en lo que va del sexenio. En la entidad son permanentes los secuestros, extorsiones, enfrentamientos entre bandas criminales y ejecuciones.
Sinaloa: tierra de los Beltrán Leyva y de El Chapo Guzmán, la entidad sufre el rompimiento entre ambas organizaciones. Diariamente ocurren ejecuciones, secuestros, extorsiones y enfrentamientos.
Tamaulipas: la presencia del narco llega a tal grado, que el PAN –con información proporcionada por la PGR y la Secretaría de la Defensa Nacional– decidió cancelar sus procesos internos para elegir candidatos y designarlos desde el Comité Ejecutivo Nacional.
Durango: señalada como residencia de El Chapo, la entidad padece ejecuciones, enfrentamientos y secuestros en menor escala que Chihuahua o Sinaloa.
Veracruz: considerada centro de operaciones del Cártel del Golfo. La presencia del crimen organizado se ha manifestado con ataques a instalaciones militares, narcomensajes con amenazas.
Otros estados que renuevan su gubernatura son considerados puntos clave para el tráfico de drogas, de acuerdo con información de diarios y revistas de circulación nacional.
Oaxaca: entre 2007 y 2008 hubo un repunte en los secuestros presuntamente vinculados con la presencia de Los Zetas en el Istmo y otras regiones del estado. Es considerado zona de producción de mariguana y paso de drogas de la ruta del Pacífico. La entidad se caracteriza por la presencia de la guerrilla, desapariciones forzadas, asesinatos con tintes políticos y abusos de autoridad en contra de los opositores.
Quintana Roo: se ha convertido en punto de disputa entre los Beltrán Leyva y Los Zetas. En septiembre del 2009 fueron detenidos el delegado y subdelegado de la PGR, el secretario estatal de seguridad pública y el jefe de la Policía Turística por supuestos nexos con el narco. En febrero de ese año fue ejecutado el general de brigada Mauro Enrique Tello Quiñones, encargado de integrar un grupo élite de combate al narco en Cancún.
Puebla: tras la captura de Arturo Beltrán Leyva, en diciembre del 2009, trascendió que este capo operaba en esta entidad. Investigaciones de la PGR señalan que la Casa de Cambio Puebla fue usada desde 2008 para lavar dinero del Cártel de Sinaloa y cárteles colombianos.
Zacatecas: en mayo del 2009, 53 reos vinculados a Los Zetas fueron liberados del penal de Cieneguillas por un comando. Ese mismo mes, David Monreal, hermano del senador y ex gobernador Ricardo Monreal, fue vinculado con el aseguramiento de 14.5 toneladas de mariguana. Los Monreal acusaron fines políticos en la filtración de las indagatorias y acusaron a la gobernadora Amalia García de dejar crecer al narco en la entidad.
Hidalgo: en 2009 fueron atacadas bases policiacas en el estado por presuntos narcotraficantes. En septiembre, las fuerzas federales capturaron a 31 policías municipales, estatales y mandos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal por presuntos vínculos con Los Zetas.
Aguascalientes: conocida tradicionalmente por su tranquilidad y prosperidad, la plaza fue tomada por grupos criminales. En octubre del 2008, tras gestiones hechas por senadores del PAN que se quejaron ante la Presidencia por el deterioro de la seguridad durante el gobierno del también panista Luis Armando Reynoso Femat, el general Eugenio Hidalgo Eddy llegó a la Secretaría de Seguridad Pública del estado.
Tlaxcala: registra pocas ejecuciones y actos relacionados con el narco en lo que va del sexenio. Sin embargo, en enero del 2009 un militar llegó a hacerse cargo de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública: el general retirado José Leopoldo Martínez González.
Chiapas: es considerado punto estratégico para el tráfico de armas y drogas a través de la frontera con Guatemala, según análisis de la Revista Enfoque.

2 comentarios:

Cristina dijo...

Ahora seguimos viendo la inseguridad en nuestro pais ahora no solo en Tamaulipas estamos viendo como cada dia somo marcados con signos de violencia, el actual gobierno federal no esta haciendo las acciones pertinentes para remediarlo! ya basta! queremos seguridad!

Anónimo dijo...

cristina., mira como quieres que se acabe todo sobre la inseguridad si el presidente es el narco mas poderoso de mexico